FOMENTOS DE JENGIBRE 

Posted by: | Posted on: febrero 5, 2016

Ingredientes:

3 litros de agua

3 cucharadas soperas de jengibre en polvo

2 cucharadas soperas de sal marina

Preparación:

Calentar el agua y antes de que hierva (no debe hervir para evitar que pierda sus propiedades) introducir el jengibre y la sal marina (en una bolsita de tela de algodón).  Mantenerla dentro del agua 5 minutos y retirarla después.

Manteniendo el agua caliente, pero no demasiado, introducir en esta infusión, una toallita de felpa (de las más pequeñas, de uso facial).   Escurrirla bien, retorciéndola en un sentido y en el otro, hasta que no gotee.

Aplicar el fomento directamente sobre la piel, durante unos tres minutos aproximadamente, permaneciendo relajados, suficientemente abrigados y en una postura cómoda.  Repetir varias veces, durante unos 20 minutos.

Tras finalizar, frotar la zona enérgicamente con una toalla humedecida con agua fría.

Reservar el preparado y repetir durante 4 o 5 días más, calentándolo de nuevo, sin que llegue a hervir y, si el problema persiste, preparar uno nuevo.

Dónde aplicar los Fomentos   (según el problema que se padezca):

Descompensación arterial, dolor de oídos, dolor articular: En la zona lumbar.

Dolores musculares o articulares: En el lugar del dolor.

Pérdida de energía, frío en los pies y/o en las manos: En la zona lumbar  y en el bajo vientre (2 dedos por debajo del ombligo).

Catarros fuertes, infecciones de las vías respiratorias: En el pecho y la espalda (niños pequeños sólo en la espalda).

Dolores de cabeza: En lugar de fomentos, introducir los pies dentro de esta infusión.

Algunos trucos, para simplificar la receta:

Colocar en una taza el jengibre y la sal, cubrirlos con el agua caliente.  Mantenerla 5 minutos y después colarla, con un colador especial para te o café, con los agujeros muy finos (en lugar de utilizar el saco de algodón).

 

Tapar el fomento con otra toalla más grande y encima colocar una manta de lana o un saco de semillas calentado previamente durante 3 minutos, para conservar el calor.





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *