Yoga

now browsing by category

 
Posted by: | Posted on: mayo 7, 2016

LA SALUTACION AL SOL (SURYANAMASKAR)

Es  un  encadenamiento de  posturas.

Aunque en un principio puede resultar complicado, sólo son 7 las posturas que se encadenan.

Hay muchas formas de hacerla, aquí mostramos una de ellas.

Se suele realizar dos veces seguidas:

– En la primera vez, para la postura de la media cobra (del 3 al 4), se desliza el pie derecho hacia atrás y, a la vuelta, después de la “v” invertida  se lanza el pie izquierdo delante (del  8 al 9).  Esta primera vez se termina con la postura de la media rueda (11).

– Desde la media rueda (lo vemos más fácil volviendo al 2) comienza la segunda vez, enlazando con la pinza (3).  En esta segunda vez, en el paso hacia la media cobra (del 3 al 4) se desliza el pie izquierdo detrás, mientras que a la vuelta (del 7 al 8) después de la “v” invertida, se lanza el pie derecho delante. Esta segunda vez, ya terminamos todo el encadenamiento, con la postura final (12).

Si se tienen dificultades para hacer el paso de la “v” invertida a la postura de la media cobra (del  8 al 9) lanzando dinámicamente el pie correspondiente, se puede sustituir la “v” invertida (8) por la posición de rodillas y desde ahí, apoyar el pie delante. Apoyar el pie y no la rodilla, es importante para poder enlazar la media cobra con la pinza.

Es bueno, al realizarlo, armonizar el movimiento y la respiración.  Para poder mantener el ritmo respiratorio, y evitar fatigarse,  este encadenamiento se realiza sin intensificar en exceso las posturas. Las de apertura o extensión (la media rueda –2 y 11-, la media cobra -4 y 9- y la esfinge -7-) se realizan inspirando, las de recogimiento (la pinza -3 y 10- y la prosternación -6-) expulsando el aire, y hay dos posturas que se realizan en retención a pulmones llenos (el plano inclinado -5 A- y la “v” invertida -5 B y 8-).

Para cuidar la zona lumbar procuraremos mantener un buen ajuste de la pelvis en retroversión, con el hueso del pubis tirando hacia el ombligo.

LA SALUTACION AL SOL o SALUDO AL SOL, en sánscrito “SURYANAMASKAR” es  un  encadenamiento de  posturas, que  se recomienda  practicar  habitualmente, por sus numerosos beneficios.

BENEFICIOS de la salutación al sol  para:

LA COLUMNA VERTEBRAL: Corrige sus curvaturas excesivas y le aporta flexibilidad.

LOS MUSCULOS Y LAS ARTICULACIONES: Fortalece y flexibiliza los músculos del abdomen, de las extremidades y de la espalda. Alivia los dolores de espalda.

EL SISTEMA NERVIOSO: Estimula y tonifica el sistema nervioso central (cerebro y médula espinal), aumentando las facultades cerebrales y agudizando la memoria. Regulariza las funciones del sistema nervioso autónomo (simpático y parasimpático).

EL SISTEMA CIRCULATORIO: Activa la circulación sanguínea.  Regulariza la tensión arterial.

EL APARATO DIGESTIVO: Mejora sus funciones de digestión, asimilación y evacuación. Alivia el estreñimiento.

EL APARATO GENITO-URINARIO: Ayuda a un mejor funcionamiento de los riñones.  En las mujeres contribuye a un buen funcionamiento del útero y ovarios, alivia irregularidades y dolores menstruales y en favorece el parto.

EL APARATO RESPIRATORIO: Aumenta la capacidad pulmonar.  Estimula una buena oxigenación.

EL CONJUNTO DEL CUERPO: Activa las defensas del organismo frente a las enfermedades. Rejuvenece la piel. Aporta armonía en los contornos y gracia y soltura a sus movimientos.

LA MENTE Y EL NIVEL EMOCIONAL: Favorece la concentración mental. Libera tensiones emocionales.  Aumenta la sensación de vitalidad y la alegría de vivir.

Posted by: | Posted on: febrero 5, 2016

SALUTACIÓN AL SOL PARA EMBARAZADAS

PARA MUJERES EMBARAZADAS, LA SALUTACION AL SOL se puede adaptar de la siguiente manera:

– La primera postura se realiza con los pies separados, como la anchura de la esterilla, unos 60 cm (1).  Esta separación se mantiene en la media rueda (2).

– La pinza (3) se sustituye por el tridente (ya que los pies están separados también y las manos apoyan en medio de éstos).

– Para la postura de la media cobra (del 3 al 4), se desliza el pie derecho hacia el borde derecho de la esterilla.

– Al pasar al plano inclinado (del 4 al 5A), se colocan las dos manos en el centro de la esterilla y se llevará el pie izquierdo hacia el borde izquierdo de ésta, para que, de nuevo, los pies queden separados igual que su anchura. La separación se mantiene en la “v” invertida (5B).

– De la “v” invertida, en lugar de la prosternación, se apoyan las rodillas y las manos (6) y bajando la pelvis, hacia el suelo, con cuidado para no dañar la zona lumbar,  se pasa a la cobra (7).

– A la vuelta, en lugar de la “v” invertida  se pueden apoyar las rodillas, levantar las manos del suelo, y llevar el pie izquierdo delante, hacia el borde izquierdo de la esterilla, para pasar a la media cobra (9).

– De la media cobra (9) se vuelve al tridente, colocando las dos manos juntas en el suelo, en el centro de la esterilla, a la altura del pie izquierdo.